Pasadizo ducal

Acceso al tramo de Pasadizo ducal visitable

El pasadizo, creado a comienzos del S. XVII, unía el Palacio del Duque de Lerma con las diferentes iglesias de Lerma, incluida la Iglesia Colegial de S. Pedro Apóstol. Hoy es visitable el tramo conservado entre los Monasterios de Sta. Teresa y Sta. Clara, sobre el Mirador de los Arcos.

Es el único tramo conservado de las galerías cubiertas que comunicaban en el S.XVII, el Palacio Ducal con las iglesias y conventos de la localidad para que el Duque, el Rey Felipe III y sus más allegados pudieran desplazarse a los distintos oficios sin pisar la vía pública. Este tramo fue construido entorno a 1609, siguiendo la tradición renacentista italiana y conforme a la concepción palaciega y urbana de los Austrias, a instancias del todopoderoso D. Francisco Gómez de Sandoval y Rojas, valido de Felipe III.

Una vez recuperado el espacio de este singular monumento, un estrecho corredor elevado sobre arquerías y abovedado, la Fundación del Patrimonio Histórico de Castilla y León ha realizado una instalación de carácter audiovisual en la que se ofrece infromación sobre el personaje y la época del Duque, las características de la monarquía a principios del siglo XVII y la relevancia de la villa en sus momentos de esplendor.

Sin embargo, una parte importante de esta instalación se dedica precisamente a la decadencia del Duque, a la pérdida del favor real, las sátiras políticas y las habladurías de sus conciudadanos, todo ello a través de proyecciones, creaciones virtuales y efectos sonoros en un ambiente evocador y sombrío.