Pasión Viviente de Lerma
 
 
La Pasión Viviente de Lerma es un referente en cuanto a las Procesiones Vivientes en la Comunidad de Castilla y León.
 
 

Al atardecer de Jueves Santo, cerca de 250 vecinos de la villa, interpretan los personajes de la Pasión del Señor. Comienza con la representación de la “Última Cena” en la Plaza de Sto. Domingo a las 21.00 h.; posteriormente la “Oración en el Huerto de los Olivos” en la Plaza de Sta. Clara. Seguidamente el “Juicio de Caifás  y Pilatos” y los “Azotes y condenación” en la Palacio Ducal. Con la Cruz a cuestas comienza la procesión por varias calles del Conjunto Histórico Artístico del S. XVII. Al paso salen al encuentro la Madre, la Verónica, el Cirineo, se suceden las tres caídas; para finalizar con la Crucifixión, que merece la pena por su realismo y vistosidad.

 
 
La duración es de 2 h. aprox. y merece la pena conocerla.